El ejercicio realizado con mancuernas
18 abril, 2017

Cómo quemar grasa del vientre en una bicicleta estática

Las personas que en busca de reducir la grasa del vientre a menudo acuden a hacer sentadillas y abdominales; estos ejercicios sí sirven para este propósito, pero la pérdida de peso no lo es todo. Estos construyen los músculos abdominales y los hacen más fuerte, pero no van a hacer mucho por la capa de grasa que los cubre, para realmente bajar peso y quemar grasa, tienes que hacer ejercicio cardiovascular. La bicicleta estática quema calorías de todo el cuerpo, incluyendo el estómago, también hay que contraer los abdominales para mantener una buena alineación, haciendo que la bicicleta estática es una buena opción para la reducción de la grasa del vientre.

Paso 1

Estira el cuerpo de forma dinámica antes de montarte en la bicicleta, los estiramientos dinámicos se realizan en movimiento y los tejidos conectivos se soltaran para la fuerza que se le ejercerá más delante. Haz estiramientos de pierna con balanceo, alternando flexiones, sentadillas laterales, levantamiento de rodilla, movimiento de tobillo y rotaciones de tronco.

Paso 2

Ajusta el asiento a la altura adecuada, siéntate en la bicicleta, coloca los pies en los pedales y lentamente gira las manivelas y preste atención a tus rodillas. Mueve el asiento a una posición donde la rodilla se encuentre lejos de estar recto cuando hagas girar las bielas.

Paso 3

Comienza a pedalear para un calentamiento, coloca las manos en el manillar y empieza a pedalear. Ve despacio al principio y aumenta gradualmente la velocidad durante cinco minutos, esto poco a poco va a aumentar tu temperatura corporal y aflojar aún más los músculos.

Paso 4

Aumenta la velocidad de la intensidad del ejercicio, pedalea con fuerza que tu respiración se vuelve dificultosa y que estés sudando. Mantente a este pedaleo durante la duración del entrenamiento. El Colegio Americano de Medicina Deportiva es Estados Unidos recomienda de 60 a 90 minutos de cardio para bajar de peso. Divide tus sesiones en dos o tres episodios durante el día si no tienes tiempo para hacerlo todo a la vez.